domingo, 14 de noviembre de 2010

Tema I: solidaridad del beneficiario de la obra o servicio con el contratista que incumple con sus obligaciones laborales.

CASO CONCRETO

Los señores Virgilio Urbina y Francisco Torres Bohórquez fueron vinculados a la compañía de vigilancia COMSERVINAL Ltda., mediante sendos contratos de trabajo y para la ejecución  de labores de vigilancia en el conjunto residencial SURINAME.

No obstante que el conjunto residencial SURINAME cumplió en estricto rigor con los términos del contrato de prestación de servicios de vigilancia celebrado con COMSERVINAL Ltda., esta última no lo hizo con sus trabajadores Virgilio Urbina y Francisco Torres Bohórquez.

Como consecuencia del incumplimiento de la mencionada empresa privada de vigilancia, el extrabajador Virgilio Urbina presentó reclamación ante la inspección diecisiete de trabajo de Bogotá, alegando la falta de afiliación y pago de aportes al sistema general de seguridad social integral, pero especialmente por la no afiliación al sistema general de pensiones.

Pese a que el ex trabajador solamente presentó reclamación contra COMSERVINAL Ltda., por parte del Conjunto residencial SURINAME existe preocupación al respecto y se pregunta:

¿En el evento que el extrabajador decida demandar laboralmente a COMSERVINAL  Ltda., es posible que también lo haga en contra de SURINAME? 


Si SURINAME resultara integrado al supuesto proceso laboral ¿Qué debería alegar para salvar su responsabilidad?

¿En el evento que el trabajador logre acreditar que COMSERVINAL le incumplió sistemáticamente con el pago de las prestaciones sociales y las cotizaciones al sistema general de seguridad social integral (salud, pensiones y riesgos profesionales), dicha circunstancia haría solidariamente responsable al conjunto residencial SURINAME?

¿Cuál es el alcance de la responsabilidad de COMSERVINAL Ltda., y cual el de SURINAME frente a lo reclamado por el trabajador? y en caso de que el señor Francisco Torres también se decida en reclamar judicial o extrajudicialmente el pago de derechos laborales ¿cual es el alcance de la responsabilidad de COMSERVINAL y SURINAME?         



CONCEPTO E INTERPRETACIÓN.

Para analizar el presente caso partimos del hecho cierto que entre la empresa de vigilancia privada COMSERVINAL Ltda., y SURINAME, existió un contrato escrito de prestación de servicios en el que se consignó que la primera, en calidad contratista, se obligaba a suministrarle a la segunda un sistema de vigilancia con personal especializado.

Que por lo anterior los señores Virgilio Urbina y Francisco Torres en su calidad de vigilantes contratados por COMSERVINAL Ltda, tenían el carácter de trabajadores de ésta.

Que en los documentos que la empresa de vigilancia le entregó a SURINAME y que pudimos analizar, consta de manera clara e inequívoca que frente a los trabajadores mencionados COMSERVINAL actuó siempre como su verdadero empleador.

Concretado lo anterior procedemos a responder de manera sustentada los interrogantes planteados en el punto anterior de la siguiente forma:


1.- CUANDO SE TIENE LA CALIDAD DE CONTRATISTA INDEPENDIENTE.

El artículo 34 del Código Sustantivo del Trabajo, define a los contratistas independientes de la siguiente manera: 

Son contratistas independientes y, por tanto, verdaderos patronos y no representantes ni intermediarios, las personas naturales o jurídicas que contraten la ejecución de una o varias obras o la prestación de servicios en beneficio de terceros, por un precio determinado, asumiendo todos los riesgos, para realizarlos con sus propios medios y con libertad y autonomía técnica y directiva.

Como se anoto en líneas anteriores, COMSERVINAL Ltda., en todo momento actúo frente a los señores Urbina y Torres como su verdadero y único empleador (cartas, memorandos, llamados de atención, certificaciones, etc) no obstante ser el conjunto residencial SURINAME el beneficiario del servicio.

Por otra parte existen pruebas documentales que demuestran que COMSERVINAL Ltda., como empresa dedicada a la prestación de servicios de vigilancia, con total autonomía y empleando sus propios recursos técnicos, administrativos, directivos, económicos y humanos, realizaba la labor encargada por SURINAME.

Sin lugar a dudas como lo expresa el artículo bajo examen, en este caso, la empresa contratista también ejecuto su labor asumiendo todos los riesgos, y responsabilidades que ese tipo de  actividades impone.

En consideración a que los supuestos fácticos planteados por la norma en comento para  establecer la calidad de contratista independiente, para el caso concreto, concurrieron en COMSERVINAL Ltda, se puede colegir que ésta empresa fue el verdadero patrono de los señores Virgilio Urbina y Francisco Torres.  


2.- CUANDO EL CONTRATANTE ES SOLIDARIAMENTE RESPONSABLE DE LAS OBLIGACIONES ADQUIRIDAS POR EL CONTRATISTA.

El mismo artículo 34 del código sustantivo del trabajo establece que el Beneficiario de la obra o servicio será solidariamente responsable con el contratista por el valor de los salarios y de las prestaciones sociales e indemnizaciones a que tengan derecho los trabajadores, cuando el objeto contratado por el contratante no es extraño a las actividades normales de la empresa o negocio.

Es decir, que para el caso concreto la solidaridad recaería sobre el conjunto residencial SURINAME, si la actividad u objeto social, fuera la de prestar servicios de vigilancia privada, custodia de objetos, personas y demás actividades relacionadas con ese campo.

En lo que a solidaridad laboral se refiere, en un caso como el que ahora se examina, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, mediante sentencia del 9 de julio de 1999[1] dijo:

“Respecto de los contratistas independientes. El beneficiario de la realización de la obra o la prestación de un determinado servicio por parte de un contratista independiente no adquiere en virtud de la solidaridad prevista en el artículo 3º del Decreto 2351 de 1965, (mismo  artículo 34 del C.S.T.) la condición de empleador de los trabajadores de ese empresario. El precepto mencionado determina claramente que el contratista independiente es el verdadero empleador, pero prevé la solidaridad como una especial garantía, derivada de la naturaleza protectora del derecho del trabajo, en el evento hipotético de que éste se encuentre insolvente o pretenda sustraerse de sus obligaciones patronales, haciendo también responsable por los mismos créditos al usuario de los servicios, cuando se trate de labores propias o inherentes al giro normal de sus actividades.”

Así pues, en lo que se refiere a la solidaridad laboral de SURINAME con COMSERVINAL Ltda., ésta se configuraría solamente cuando se demuestre que el contratante se dedicaba a la prestación de servicios de vigilancia y que dicha actividad era inherente a las de su objeto social.

Finalmente cabe agregar que en el hipotético caso que Virgilio Urbina o Francisco Torres  demanden ante el juez del trabajo, el reconocimiento de prestaciones sociales, salarios, cotizaciones al sistema de seguridad social, indemnizaciones y demás derechos laborales,  tendrían la autonomía de decidir si demandan a las dos personas jurídicas, a una sola, a una como principal y la otra como solidaria, etc.

De ocurrir lo anterior, el conjunto residencial SURINAME estaría en la obligación de defender sus intereses bajo los argumentos expuestos en los puntos anteriores y en las oportunidades que la Ley laboral dispone para que el demandado ejerza su defensa.

Hasta aquí lo referente al concepto solicitado.


[1] Expediente 11846. Magistrado Ponente: Fernando Vasquez Botero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada